30 de junio de 2012

"Indignósfera": Racismo e indignación en las redes sociales


"La negación del racismo constituye una parte esencial de este sistema social de dominación, pues la oficialidad tolera cada vez menos formas explícitas del mismo." - Teun A. Van Dijk, Racismo y discurso en América Latina




Nuevamente una acusación de racismo fue uno de los temas principales de indignación en las redes sociales durante esta semana. En esta ocasión, el hecho se produjo por la difusión de una foto de Mario Testino. Como bien han aclarado algunos medios, está foto no es de ahora, sino que forma parte de un portafolio hecho en el 2008 para la versión británica de Vogue.
Ahora bien, algunos han usado esta referencia contextual para afirmar que la foto no es racista. Cito a Dedomedio:
"Ciertamente, si las fotos hubiesen sido para una campaña local (como las muchas campañas de tiendas comerciales, orientadas a un público 90% mestizo pero en las que todos los modelos parecen nórdicos), o una campaña de promoción turística, no discutiríamos un tufo racista en las mismas, pero siendo que el portafolio era para una revista británica, la elección de las modelos (Lily Donaldson y Daria Werbowy) no pudo haber sido mejor."
Desde mi punto de vista, este argumento de porque la foto no es racista pierde de vista el punto central: lo que le da el "tufo racista" a esta imagen no es la elección de las modelos, sino la construcción de la imagen, la "puesta en escena". Quisiera partir del supuesto de que ninguna foto es "neutral", ni un "reflejo de lo real". Las fotos son tomadas por un sujeto que pudo haber captado cualquier otra imagen en vez de la que tomó. El sujeto fotografía cierto lugar, ciertos objetos o personas, en un determinado tiempo con un propósito. Y esto es aún mas notorio en fotografias preparadas, como es el caso de las fotos de modas.
Una vez aclarado esto quisiera examinar la foto en cuestión. En la imagen se presentan a las dos modelos cargando a dos niñas nativas de la zona. A la izquierda de ellas, y en primer término, aparece una mujer también nativa de la zona. Todo esto está enmarcado en el paisaje de una ciudad andina. Lo que a mi me llamó la atención primero fue como aparece la mujer: a pesar de estar en primer término, su cara esta ensombrecida, en contraposición de las dos modelos que son presentadas en un segundo término, que aparecen totalmente iluminadas. La mujer de la izquierda es irreconocible, no tiene identidad, es decoración, se nota más su traje típico que su rostro. es parte de este paisaje exótico que se les presenta a los lectores ingleses de Vogue. Esto ya ha sido mencionado por Gustavo Faverón en su blog (aunque me parece que "vuela" mucho cuando interpreta la orfandad de las niñas).
La imagen en cuestión justamente hace eso, construye contraposiciones (una "axiología" si se quiere) entre las modelos y el entorno. Esto probablemente no tendría nada de malo si es que fuera una persona y un paisaje. El problema, desde mi punto de vista, está cuando colocas a personas como si fueran parte de un paisaje exótico, quitándoles su identidad, su condición de sujetos dentro de la imagen.
Si quisieramos comparar esta imagen con alguna otra foto que también haya causado una polémica similar en las redes sociales yo la compararía con esta:


En esta foto, que es aún más obscenamente racista, también se repite el mecanismo de quitarle la identidad a los sujetos, en este caso a las mujeres afrodescendientes del segundo término de la foto, reduciéndolas a objetos de decoración y, peor, de ostentación. En cambio, la foto de Testino es muy distinta a esta:


En esta, foto el hombre es el coprotagonista de la foto con su animal. Él está en primer término, bien iluminado, es reconocible, tiene identidad, la actividad que está realizando es un punto de atención importante en la foto y, lo que es más importante, no es parte de una contraposición con otro sujeto. Aquí el hombre no es decoración de un paisaje exótico. En esta imagen el sujeto es presentado efectivamente como un sujeto.
No faltará quien diga "esas son interpretaciones totalmente subjetivas". Yo estoy partiendo de la propia construcción de la foto. No estoy haciendo una exégesis llena de referencias externas. Estoy haciendo un examen tratando de ser lo más objetivo posible (si es que existe tal cosa). En todo caso, trato de referirme lo más posible a las propias características de la imagen.
Ahora bien, lo que a mi me preocupa es el hecho que haya gente que niegue el racismo en esta foto. Y no me refiero al típico sujeto que su mejor argumento es llamar "resentidos" o "acomplejados" a los demás (o la versión chauvinista: "el mejor enemigo de un peruano es otro peruano"). Ellos no me preocupan, son casos perdidos. A mi me preocupa la posición "pfff, se indignan por cualquier cosa" o "denuncian racismo para ganar notoriedad". Si ustedes no se preocupan por una imagen asi, puedo entenderlo (no compartilo), y ahondar en porqué indigna a unos y no a otros sería motivo de toda una investigación. Sin embargo, les pido, por favor, que sus ganas de llevar la contra al resto o de ser líderes de opinión no los lleve a desconocer una preocupación real y sincera.

4 de junio de 2012