21 de febrero de 2012

Dialogando con un Marxista Leninista Maoista


Siempre hay alguien más rojo que tú. Siempre.


Estuve buscando el documental "People of the Shining Path" en Google y me topé con este post en un blog de un profesor universitario canadiense con un PhD en algo. En ese post encontré puntos que me parecieron inexactos (por decir lo menos) y comenté tratando de hacer algunas precisiones. A continuación reproduzco la argumentación traducida (pueden encontrar la argumentación original en el post) y al final elaboro una respuesta porque el brother decidió terminar el debate en su blog.

Si es que no quieren leer todo el debate previo, y saltar directamente al final del post para leer mi respuesta, aquí una versión tl;dr de su posición:
- La CVR estaba llena de conservadores, liberales y anti-comunistas y fue tendenciosa a favor del estado.
- Sendero Luminoso tenía apoyo popular y era una fuerza significativa.
- Mi argumentación esta sesgada por mi "posición de clase" (por lo que decidió terminar el debate).


Diego Cerna
Hola, estuve buscando este documental en Google y encontré este post y creo que hay algunas inexactitudes en él (por decirlo menos).Lo que llamas la “bastante dudosa” Comisión de la Verdad y Reconciliación en Perú (conocida como CVR por sus iniciales en español) no estaba “llena de conservadores”. De hecho, muchos políticos y medios de derecha acusan a la CVR de ser de izquierda (los más extremistas incluso dirían “pro terrorista”). El único que podría caer bajo la categoría de “oficial de estado” sería Luis Aria Grazziani, un ex Teniente Coronel de la fuerza aérea nacional (FAP “Fuerza Aérea del Perú). En la CVR habían políticos e intelectuales progresistas y de izquierda, como Carlos Iván Degregori, un antropólogo que estudió el terrorismo, autor del libro “Qué difícil es ser Dios”, o Carlos Tapia un conocido político de izquierda. 
Otro punto: Sendero Luminoso nunca tuvo apoyo popular. La mejor demostración de esto es que tenían que asesinar a líderes sociales (ellos lo llamaban “asesinatos selectivos”), como Maria Elena Moyano, una dirigente de izquierda de una de los distritos de Lima. Esto es sin mencionar las masacres, como la de Lucanamarca, en las zonas más pobres del país.
Y, último pero no menos importante, una actualización: hace una semana Artemio (lider de SL del frente del Huallaga) fue capturado vivo, no fue asesinado ni “exterminado” [N. de R. En un de los comentarios anteriores mencionan que el objetivo del estado es “exterminar” a todos los terroristas, a lo Fujimori]. De acuerdo con los reportes, él fue seriamente herido por gente de su propio grupo que querían cobrar la recompensa por su captura. Esto no era la primera vez que hay un conflicto dentro de PCP-SL: en el 2010, el camarada José, quien lidera el frente del VRAE, mandó un escuadrón de aniquilación para deshacerse de Artemio.

JMP
Simplemente porque la extrema derecha llama a otros derechistas “de izquierda” o “pro terroristas” no significa que la organización no estuviera llena de contrarrevolicionarios. Para ser más precisos debí decir “liberales”, “anti-comunistas” y “conservadores” (Nota como Obama, quien es un imperialista capitalista es llamado “socialista” por la línea dura de la extrema derecha). La gente en la CVR no fueron, de ninguna manera o forma, progresistas. A lo más algunos de ellos fueron liberales. Tampoco llamaría Carlos Iván Degregori un progresista intelectual “de izquierda”: su análisis del terrorismo es meramente crítico y completamnete contaminado con un discurso liberal (léase capitalista) de derechos humanos.
Estoy en desacuerdo acerca de su falta de apoyo popular. El hecho que estuvieran cerca de un ofensiva estratégica significa que eran una fuerza significativa, y uno no se convierte en una fuerza significativa sin tener un apoyo de base popular. Por supuesto que esto no significa que yo codone su degeneración o sus asesinatos colectivos. En unos comentarios de un post anterior a esta yo señalé que no aceptaba de ninguna manera, o forma, su degeneración -ni hablar de Lucanamarca. Sin embargo, no confio en las conclusiones de la CVR, ni con los verdaderos teoricos progresistas de izquierda (otra vez, estos fue argumentado por el comentador del artículo mencionado).
También habría que notar que el frente del VRAE que mencionaste, a pesar de sus escuadrones de aniquilación, han denunciado a Guzmán, han admitido abiertametne que Lucanamarca era un serio punto de degeneración y que la razón por la que intentaron deshacerse de la organización de Artemio es porque lo consideraban, junto con Guzmán, responsable por Lucanamarca y el deterioro de la organización.

Diego Cerna
Asi que, según tu punto de vista, ¿cualquiera que no apoyara las acciones de Sendero Luminoso (por lo tanto, un “contrarrevolucionario”) no puede ser progresista ni de izquierda? Creo que estas siendo un poco extremista en este punto. No creo que la comparación con la política de Estados Unidos pueda ser factible, el contexto peruano es muy diferente (sin mencionar que el espectro político de Estados Unidos es una broma, la diferencia entre lo que ellos llaman derecha e izquierda es minima comparada al espectro político peruano).
Estoy de acuerdo en que los derechos humanos son un discurso liberal, burgués, como quieras llamarlo, pero (y este es un pero bastante grande) ¿qué no es un discurso? ¿Acaso la ideología revolucionaria no es un discurso también? ¿Un discurso a través del cual un grupo impone su poder como cualquier otro discurso político? Siendo dicho eso, encuentro bastante gracioso que ahora Abimael Guzmán, el ex camrada Conzalo, quiere alcanzar lo que ahora llama “amnistía general” con un nuevo partido político llamado MOVADEF (iniciales en español para “Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales”).
Ellos nunca fueron una fuerza significativa. Cuando transicionaron de la área rural a la urbana, en el periodo del equilibrio estratégico, su modus operandi cambio: en lugar de emboscadas, ellos empezaron a usar carros bombas (los infames “cochecombas” como si eran conocidos en Perú) en edificios del estado y privados y, claro, los asesinatos selectivos de líderes populares, periodistas y autoridades. Ellos estaban más cerca de ser una organización delincuencial que de ser una verdadera guerrilla revolucionaria, que pueda ser considerada una fuerza significativa, y uno no necesita apoyo popular para actuar como una organización delincuencial. Pudieron tener algo de soporte de algunos campesinos en las áreas rurales y de comités en las área urbanas (principalmente, gente con el cerebro lavado, fanáticos) pero fueron una minoría.
La principal razón por la que el camarada Jose, líder del frente del VRAE, renunció a seguir el “pensamiento Gonzalo” fue porque lo acusan de traición, por querer negociar con el estado, no por lo que llamas “degeneración”. Personalmente creo que no hubo tal cosa, sus métodos siempre involucraron algún tipo de excesiva brutalidad y crueldad (puedes escuchar acerca de esto en las audiencias públicas de la CVR, en las que los sobrevivientes de Sendero Luminoso -y los militares- cuentan sus experiencias) hasta su alianza con los carteles de drogas en los últimos años de los 90, cuando empezaron a actuar como guardaespaldas y transpotadores de drogas de estas organizaciones.
Siendo dicho esto, algunos analistas creen que la verdadera razon por la disputa con artemo es la zona de control del tráfico de drogas. Por cierto, deberías revisar la posición del PCP-MLM [N. de R. Partido Comunista del Perú – Marxista Leninista Maoista] acerca de Guzmán http://pcp-crm.blogspot.com/2009/12/contra-el-cretinismo-parlamentario-mas.html (mira los videos, están en español pero espero que no signifique un problema).
Respecto al post anterior que mencionaste, estás hablando de esta http://moufawad-paul.blogspot.com/2011/11/we-have-not-yet-passed-beyond-class.html Porque en esa cometes un error (y me sorprende que nadie en los comentario lo mencionara): el presidente de la CVR fue Salomon Lerner Febres, un conocido intelectual progresista, y no Salomon Lerner Ghittis, ex Primer Ministro del gobierno de Humala.

JMP
Yo no dije que “cualquiera que no apoyara las accionse de Sendero Luminoso no pueda ser progresista”, yo solo dije que la CVR estaba llena de fuerzas contrarrevolucionarias. Tampoco dije que la ideologia revolucionaria no es otro “discurso” pero yo desconfío de este concepto de “discurso” que tiene reminicencias de posmodernismo. Yo prefiero el término ideología, el cual está basado en perespectivas de clase, asi que si, la posición revolucionaria es “tan solo otra IDEOLOGÍA [N. de R. Mayúsculas del comentario original]”. Ahora, si vas a hablar del discurso revolucionario como otra ideología/discurso entonces me parece que estás hablando desde una posición liberal.
La comparación no tuvo nada que ver con el espectro de Estados Unidos, sino acerca del concepto de derecha e izquierda. Pude usar ejemplos de cualquier contexto político porque no se trata de decir que Estados Unidos y Perú tienen una política similar (no la tienen), sino de tratar un concepto logico de lo que significa ser de “derecha” o “izquierda”, o “progresista”: la línea dura siempre calificará a otros derechistas, especialmente liberales, como “progresistas” y “socialistas”, cuando no lo son, porque están más a la izquierda en el espectro que un fascista.
Puedes decir que el PCP-SL no era una fuerza significativa pero ¿de dónde viene esa opnión? ¿De tu posición de clase y tu falta de voluntad de aceptarlo? Un ejercito del pueblo [N. de R. Así lo llama él] es significativo, y si ellos le dieron al estado tantos problemas, entonces ellos eran de un tamaño que les permitía existir y crecer como una amenaza. El estado mismo, y el gobierno de Estados Unidos, estaban aterrados por el supuesto apoyo que tenían. Habían manuales de contrainsurgencia que hablan de ellos siendo significativos. Y ¿no es más significante que solo tras la degeneración y fracaso, y después del arresto de Guzmán, que la CVR y sus audiencias públicas puedan producir un lenguaje ideológico y entendimiento de la supuesta falta de apoyo?
Este es un hecho histórico que ha sido probado en cada punto de la historia: cuando la gente pierde una revolución, o cuando un estado revolucionario cae, la ideología burguesa trabaja duro para reclamar que la gente detrás del movimiento o estado revolucionario eran completamnete malvados, sin apoyo popular, etc. Mira a lo que ha sido dicho acerca de los fracasos de la Unión Soviética y la China pre-Deng. Y ahora sabemos que, a pesar de que lo que nos han contado acerca de como la gente de la Unión Soviética no proveía de ningún apoyo a la USSR, cada año existen encuestas producidas en Rusia que demuestran que la mayoría de gente quiere regresar a los días de la USSR – los mayores números se encuentran dentro de pensionistas que recuerdan esos días, la misma gente que se suponía que no apoyaba al comunismo.
[N. de R. Hizo dos comentarios para responderme]
Si, el VRAE quiere que Gonzalo les sea entregado por traición al negociar con el estado, pero ellos tambien observaron las masacres y el tráfico de drogas. Y reclaman que el grupo de Artemio esté relacionado con traficantes de drogas también, no que ellos quieran controlar el tráfico de drogas. Claro que la CIA afirmó que el PCP era parte del tráfico de drogas en los tiempos anteriores a la degeneración cuando era claro que ellos se oponían e incluso tenían políticas brutales al respecto.
Gracias por la corrección sobre Salomón Lerner
Pero también revisa sobre que es artículo respecto a moralidad de clase porque eso es en esencia mi argumento aquí. Las disputas morales son tendenciosas y el estado (y esto incluye a la CVR que no era autónomo si no una clara entidad liberal) es una entidad de clase. El punto es que no hemos pasado más allá de la moralidad de clase y hay dos perspectivas: una desde arriba la que dice que el capitalismo es el fin de la historia, que los derechos humanos liberales y burgueses son el mayor bien, y que todas las revoluciones son malvadas, o la de abajo, que dice que el capitalismo ha fallado y que los dominadores deben ser remplazados por los dominados.
Cualquiera sea el caso, este argumento ha terminado. Normalmente no permito argumentaciones en los comentarios de entradas más antiguas de un mes porque solo yo puedo saber que están ocurriendo y nadie más puede participar. Por ejemplo, tengo comentadores que saben más sobre el PCP y que viven en la región y que están más calificados para comentar sobre el tema. Pero ninguno de ellos puede realmente puede ver los comentario en un post antiguo.Tampoco creo siento que estos debates lleven a algún lugar por las razones de moralidad de clase que mencioné antes



Y ahora si, desde este desconocido humilde blog, mi respuesta (en español, ¡para empoderar a los revolucionarios de una Latinoamerica oprimida por el imperialismo yanqui!):

Probablemente mi posición si sea “liberal posmodernista”, nunca me he detenido a realmente reflexionar sobre mi posición exacta dentro del espectro político/ideológico. He tomado esos tests de internet, según los cuales soy un “liberal de izquierda”, pero no les doy mucho crédito. Por otro lado, algunos amigos me han definido como “zurdo” y “rojo” (y según el “caviarómetro” de @eljorobado solo llego a “izquierdoso cholo, de Patria Roja no más”).

Así me siento cuando me pongo a pensar sobre mi posición
exacta dentro del espectro político/ideológico.

Asi como el amigo Marxista Leninista Maoista dice que “la línea dura siempre calificará a otros derechistas, especialmente liberales, como 'progresistas' y 'socialistas', cuando no lo son, porque están más a la izquierda en el espectro que un fascista” ¿no cabe la posiblidad de invertir el caso? Solo es cuestión de cambiar términos: “la línea dura de la izquierda, calificará a otros izquierdistas, como 'conservadores', cuando no lo son, porqué están más a la derecha en el espectro que un comunista”. Un caso claro de esto se puede ver en la polémica de los 80's entre Nelson Manrique y Sinesio López, en la que Manrique sostenía que la violencia era la continuación de la política, mientras que López decía que la violencia era el fracaso de la misma (y el primero lo acusaba de “hacerle el juego a la derecha”). Esto es justamente lo que creo que sucede en este caso.
No, mi argumento de que Sendero Luminoso no tenía apoyo popular no viene de una elucubración aleatoria, ni de mi posición de clase, ni de mi falta de voluntad para aceptarlo. No. Viene de un trabajo de investigación de más de dos años realizado por la CVR. Claro, es fácil desacreditar a la prueba más contundente diciendo que su informe es tendencioso por la “moralidad de clase” de sus miembros o de la entidad misma. Usando el mismo criterio podría decir que el informe, conclusiones, estadísticas, o lo que sea que use el amigo Marxista Leninista Maoista son productos cargados de un sesgo ideológico. Porque él usa algo para sustentar su posición ¿no? Es decir, debe tener algo con que sustentar su posición de que Sendero Luminoso tenía una base popular. No creo solo se base en un par de deducciones que parten de hechos interpretados según su punto de vista ¿no?

Sospecho que así es como se ve un izquierdista de línea dura.

No, no es significativo que la CVR pueda construir un discurso solo después de la caida de Sendero Luminoso (y más importante, después de la salida de Fujimori; creo que el amigo Marxista Leninista Maoista no está muy enterado del contexto en el que surge la CVR). Los discursos históricos son hechos después de los acontecimientos históricos (duh), es cierto (y obvio) que los discursos no son obra de quienes salieron perdiendo de aquellos incidentes y que muchas veces tienden a ser producidos por y en favor de la elite dominante. Pero también es cierto que cuando suelen producirse traumas sociopolíticos en un país muchas veces este discurso histórico dominante es revisado y creo que esto fue lo que pasó con el caso del terrorismo. Hasta la salida de Fujimori, el discurso oficial tenía bien claro que los únicos que hicieron cosas malas eran los terroristas y que el estado solo hizo cosas buenas, era en blanco y negro, las ideas de abusos del estado merodeaban por ahí pero no eran parte del discurso. Después de la salida de Fujimori y luego de la posterior investigación de la CVR el discurso histórico cambió, el estado había cometido excesos y ahora existen grises, unos justifican estos excesos, otros no, pero el hecho es que ahora existen dentro del discurso histórico. Lo de Rusia es debatible, pueden haber distintas razones por las cuales algunos rusos extrañan a la vieja USSR, que no necesariamente el apoyo a un sistema político, como el nacionalismo, por ejemplo.

USSR was awesome.

Al respecto del VRAE, creo que el amigo Marxista Leninista Maoista no está enterado que esa zona es considerada como una de las zonas de mayor producción de coca del Perú, si no la mayor. El grupo del camarada José también está relacionado con las mafias del tráfico de drogas, al igual que lo estaba Artemio. El grupo del VRAE no son “verdaderos” guerrilleros ideologizados, se dedican a trabajar para la industria de la droga.
Estoy totalmente de acuerdo con el amigo Marxista Leninista Maoista en que las disputas morales son tendenciosas y que el estado es una entidad de clase (no tanto con que la CVR sea “liberal”, creo que si yo tuviera que definir a la CVR la calificaría de “progresista”). En lo que no concuerdo es en el punto de “moralidad de clase” y las posiciones que infiere del hecho que aún no la hayamos superado. Primero, ¿se puede superar una moralidad tendenciosa? Es decir, todo juicio moral viene de un sistema de valores el cual cada sujeto construye (o se le impone, si se sienten estructuralistas) a partir de discursos sociales, trasfondos ideológicos, sistemas de poder, la explicación que prefieran. Pasar más allá de “la moralidad” (sea de clase, religiosa, cultural, lo que quieran) significa que eres una especie de dios ontólogico que puede conocer “realmente” las cosas y las conciencias y que puede emitir juicios “reales” neutrales, o lo más probable, que eres un fanático que cree poder hacerlo (Pensamiento Gonzalo style). Segundo, las posiciones que el amigo Marxista Leninista Maoista infiere de esta condición de no haber superado la moralidad de clase son un poco extremistas, por decirlo menos: o eres un capitalista burgués liberal políticamente correcto (que los hay, y un montón, o al menos simulan serlo) o eres el próximo Pol Pot (que también deben haber pero no sé si tantos como los otros, o tal vez sean más caletas). Desde el fin de la historia de Fukuyama han habido distintas experiencias que han demostrado que esto no es tan blanco y negro: por ejemplo, el fujimorismo tomó algo de capitalismo pero lo remixeo con autoritarismo, corrupción y violaciones de derechos humanos, algo no muy liberal que digamos. Para dar un ejemplo más reciente, la Primavera Árabe en surgió bajo valores liberales, exigiendo renovación política de gobiernos que llevaban décadas, no obstante al momento de realizar las movilizaciones estos valores se mezclaron con movimientos musulmanes en Egipto o con organizaciones tribales en Libia, que no son precisamente lo que uno llamaría capitalistas burgueses.
Me hubiera gustado que esos “comentadores que saben más sobre el PCP y que viven en la región y que están más calificados para comentar sobre el tema” me hubieran contestado porque estoy seguro que hubieran dado un punto de vista “menos tendencioso”. Ahora si por esos comentadores el amigo Marxista Leninista Maoista se refiere a sujetos con páginas como esta o esta (que he encontrado en los comentarios en entradas relacionadas a Sendero Luminoso) dudo que sus puntos de vista puedan aportar algo. Lo unico que harían sería regodearse en su discurso Marxista Leninista Maoista.

16 de febrero de 2012

What if...? Tanaka y Bruce sobre el hijo de Celine Aguirre







Iba a postear otra cosa sobre racismo pero sucedio esto, asi que pensé “bueh, será no más”


Creo que todo el mundo está enterado de las miles de personas en la Marcha del agua lo que le pasó con el hijo de Celine Aguirre. Pensé que sería divertido (para mi) situar este suceso dentro de la polémica de hace unos años sobre racismo entre Martín Tanaka y Jorge Bruce.

Disclaimer: por si no queda claro con el título, estas no son realmente las opiniones de los autores referidos. Esto es totalmente ficción.

Tanaka:

Creo que esto demuestra el enorme cambio dentro de mentalidades acerca del racismo en el Perú. Décadas atrás, digamos hace unos 50 o 60 años, lo más probable es que un sujeto de la clase media-alta/alta, racialmente “blanco” haya recibido la razón, no solo por parte de la justicia, sino también de la opinión pública (en lugar de ser “linchado mediáticamente”), debido a que otros sectores de la población eran prácticamente invisibilizados y no serían empoderados hasta luego de un largo proceso de migración y posterior “achoramiento”.
Me parece, además, que en el mismo hecho se nota este cambio de mentalidades: el hecho de que la señorita respondiera ante la “serraneada” del muchacho demuestra que estos sectores, anteriormente excluidos, se han “achorado”, ya no aceptan este “raceo” por parte de elites “blancas”. Es más, este “raceo”, por parte de las elites “blancas” no sería más que un rezago del pasado, anacrónico, manifestaciones reaccionarias ante lo que sienten como una invasión de sus espacios por parte de “gente que no conoce su lugar”, en este caso, de un espacio de entretenimiento que sienten como suyo.

Asi se debió ver el incidente según Tanaka

Bruce:

Me parece que este incidente refleja como el racismo sigue enquistado en nuestra sociedad. El hecho de un puber de 13 años situe racialmente a una persona demuestra como es que el mapeo racial de los sujetos es aprendido en los primeros (y más cercanos) círculos de interacción del sujeto: el hogar o la escuela-
Creo que Tanaka confunde el discurso reinvindicativo del migrante que logra conquistar Lima con la verdaderas prácticas de la interacción social, las cuales aún están cargadas de un fuerte racismo. El hecho de que personas de diferentes extracciones “raciales” se enfrasquen en una disputa fomenta a que inmediatamente el insulto racista esté en “la punta de la lengua”. El insulto “cholo/indio/serrano de mierda” es uno de los más hirientes porque, dentro de la lógica racista, es una cualidad de la cual el agredido no puede escapar (nunca va a poder “blanquearse” lo suficiente), lo hiere en su origen mismo (en su espacio mas íntimo) y lo degrada inmediatamente en la escala social.

Bonus track: Cotler

El “apanado mediático” del que fue objeto el muchacho demuestra que el racismo no solamente unidireccional. Estas cosas siempre funcionan en ambas direcciones. El odio que se puede acumular por la figura del discriminador explota en situaciones como estas, en episodios de violencia racial.
Hace unos años me pregunté en qué escenarios o situaciones se podrían desatar este tipo de acontecimientos y pues ya tengo mi respuesta: en encuentros en espacios comunes sentidos como propios de unos, ajenos para el otro. Esto se puede notar claramente en las expresiones del muchacho al decir (según los agredidos), “¿qué hacen acá serranos de mierda? No deberían estar aquí”

inb4 Cotler was right

4 de febrero de 2012

Susy Díaz, memoria nacional y Aldous Huxley



El 2 de febrero del 2012 será una fecha que pervivirá en la infamia.



 En realidad no, pero quería empezar el post dramáticamente.


El último jueves en la noche terminaba el paro provincial de 48 horas convocado por el alcalde de Huarmey. Al mismo tiempo, en los infames programas de las 11 de la noche de la señal abierta peruana la agenda estaba centrada en dos temas: el divorcio de Susy Diaz de su más reciente pareja y la crítica de Iván Thays a la comida peruana.

Más allá de si Thays puede expresar su disgusto por la comida nacional en España o de si Susy Diaz regresará con el Mero Loco este escenario me pareció terriblemente infeliz. No reniego de la cobertura a Susy Diaz o a un nacionalismo idiota, en todos lados hay medios que le dan cobertura a este tipo de contenidos. De lo que si reniego es que se priorice este contenido a un conflicto social, ¿ya nos olvidamos de Conga? ¿Ya nos olvidamos del Baguazo? ¿Ya nos olvidamos del Arequipazo y de todos los “-azos”?

Lo paradójico es que hasta hace una semana el tema nacional era MOVADEF y de como los jóvenes no tienen memoria y no saben lo que “los mártires de la democracia y libertad de expresión” han tenido que pasar.
Estos son nuestros mártires. Ilustración de Caretas.

El colmo de la desfachatez de estos medios ha sido la columna PicoTv del Trome del 24 de enero:

“¿Nunca en el colegio les hablaron de la asolada terrorista de Sendero que dejó más de cincuenta mil muertos en el país? Pero no solo ellos. La mayoría de jóvenes, según se vio en un reportaje, no reconoce la foto de Abimael Guzmán, no sabe lo que sucedió en Tarata, Miraflores, ignora qué pasó en Lucanamarca. Definitivamente no leen periódicos, no ven noticieros.
Esta es una generación que vivió encerrada en las cabinas de Internet con juegos Play Station, chateos, pegados con el celular, con el Twitter, chismeando, ajenos a todo. Muchos son universitarios. ¿Qué clase de profesionales van a ser si solo saben resolver ecuaciones para aprobar los cursos e ignoran lo que sucede en el país, donde van a tener que asumir una profesión? ¿Qué criterio podrán tener si desconocen lo más elemental de la realidad nacional?”

Esta fue mi reacción. Sé que indignarse por el Trome puede ser overreacting pero no lo pude evitar.

Por cierto, para mantenerme al tanto de lo que ocurría en Huarmey, tuve que escuchar la transmisión de una radio local en internet, porque los periódicos y noticieros del grupo mediático al cual pertenece el Trome “apuestan por el entretenimiento”.


Bueno, antes de terminar, quizás algunos se pregunten: “¿qué tiene que ver Aldous Huxley con todo esto?”. Precisamente, en su novela Brave New World, Huxley relata una distopía en la cual el control no es ejercido de manera coercitiva (como en 1984 de Orwell) sino de manera “asolapada”: las personas en este escenario viven “felices” estando mentalmente adormecidas. ¿Acaso este escenario no se aproxima cada vez mas a nuestra realidad? ¿Queremos vivir en una sociedad mediáticamente adormecida?